Etiquetas

Jon Juaristi (Bilbao, 1951) es catedrático de Literatura. Ha publicado ensayos literarios y políticos, novelas y una serie de celebrados poemarios. Ha sido director del Instituto Cervantes y de la Biblioteca Nacional. En sus poemas, urbanos y pegados a la experiencia vital –ya sea personal, ajena o ficticia-, demuestra, en medio del sarcasmo o la ironía, una rara perfección formal, aunque sea melancólicamente irónica. Le conozco desde hace tanto tiempo y le he seguido tanto (siempre detrás, sin esconder la admiración)…
Acaba de publicar en Visor el poemario Renta antigua. José-Carlos Mainer, comentándolo, ha destacado su habilidad para domesticar el lenguaje con variantes, ritmos y una cultura amplísima que se despliega en sus versos con naturalidad. Y una “pelea individual y la consecuente lucidez en la derrota.
Prefiero que los interesados compren el último libro de Jon Juaristi y, para este domingo, me permito la vanidad de reproducir un poema que el autor me dedicó en el que, a partir de un hecho trágico, repasa el mundo en que nos conocimos al comienzo de los años 70 del pasado siglo, un mundo (Juaristi dice que agonizaba) que quizá estaba ya entonces muerto aunque no nos diésemos cuenta. El poema “La ruleta rusa” fue publicado en el libro Suma de varia intención en 1987.

RULETA RUSA

                                                                      A Germán Yanke

Una tarde inverniza se encorvaba
sobre las falsas ruinas
de aquel rincón del parque del colegio,
detrás del cobertizo de Artes Plásticas.

El hijo del altísimo
jerarca falangista Mendazona
puso el coñac y el arma.

La época agonizaba, con su estilo
demasiado rotundo:
puestas de largo en el Marítimo,
hockey, regatas, tennis,
fiestas de fin de curso con madrinas,
campamentos del Opus,
chóferes de uniforme azul marino,
prestigiosa onomástica (Cristina,
Verónica, Natalia,
Gonzaga, Álvaro, Diego),
títulos pontificios
y partidos de cricket en el green.

Al oírse el disparo
corrimos todos a la desbandada,
corzos desparramados
sobre un tapiz de asunto cinegético.

No fue el azar tan cruel con Ibarreche.
Era el más débil de nosotros. No
habría remontado
los malos tiempos que se avecinaban.

Anuncios