Etiquetas

Edgar Allan Poe nació en Boston en 1809 y falleció en Baltimore din haber cumplido los 40 años. Su vida fue extravagante, azarosa, desgraciada y terminó bañada en alcohol y borracha de dolor por la muerte de su esposa Virginia Clemm en 1847. Nunca perdió, en prosa y en verso, una inusitada capacidad de invención que oculta de alguna manera toda la reflexión y los conocimientos científicos que se pasean por cada una de sus páginas.
Vivió desarraigado, incapaz de ningún orden, como si siempre estuviera entre sombras. En la Universidad de Virgina he tenido oportunidad de visitas el sombrío cuarto en el que estuvo mientras fue allí estudiante. La zona de habitaciones, que ahora son -salvo la suya- despachos, parece surgir de la penumbra y da al césped del patio entre los viejos edificios en el que los alumnos, como broma en sus fiestas, corren de noche desnudos desde antaño. ¿Qué podía escribir allí Poe? Cosas, aunque no se corresponde con su tiempo de universitario, como esto:

A…

Los bosques donde en mis ensueños veo
los más lascivos, armoniosos pájaros,
son labios… y tu grata melodía
nace de las palabras de tus labios…

Del corazón, donde engastados brillan,
caen en mi triste espíritu los rayos
de tus dolientes ojos, ¡oh Dios mío!,
como luz estelar sobre un sudario.

¡Tu corazón! ¡tu corazón… Despierto,
suspiro, y otra vez duermo, soñando
con la verdad, que no se vende al oro,
y las locuras que por él forjamos.

Anuncios