Etiquetas

, ,

Si el asunto mollar es la vinculación de Sortu a Batasuna, como heredera y como instrumento para esquivar la ilegalización, no deja de ser llamativo que, tras la decisión del Tribunal Supremo de denegar la inscripción del primero en el Registro de Partidos, sea la segunda la que, anulando la convocatoria de una rueda de prensa de los promotores del intento de nuevo partido, tome las riendas de la respuesta publica. Y que quien se sienta ofendido por el “zarpazo” a la “nueva fase” sea Txelui Moreno que, hace sólo unos días, aparecía de nuevo ante las cámaras para decir que él no era de Sortu y que ETA era un “agente politico” en el País Vasco al que no se podía solicitar que se disolviera.

Aún más, los comparecientes aseguran que la decisión del Tribunal Supremo (que sería, en el batiburrillo que tienen, dar forma jurídica a la política del PSOE o dar un espaldarazo socialista a la política del PP) forma parte de una “estrategia represiva” en la que encajan las últimas detenciones de terroristas de ETA, de las que se quejan, con lo que parece que no sólo el Tribunal sino también ellos meten a todos –desde Sortu a ETA- en el mismo saco. Un saco impresionante porque aseguran que en él están los “derechos del Pueblo Vasco”, razón por la que la “izquierda abertzale” logrará para Euskal Herría lo que el Estado le niega.

Hay algunos que dicen ahora que no es Batasuna la que habla, sino la “Izquierda Abertzale”, de la que se podría deducir que sí es Sortu heredera e instrumento en esta “nueva fase”. Recordemos entones que ese término, en el lenguaje no negado ni modificado ahora, implica formal y materialmente todo el entramado de organizaciones, incluyendo a ETA, de ese particular y antidemocrático “mundo”. Si todo esto constituye el aparato argumental para su legalización van apañados.

 

P.S. En el artículo de ayer, escrito en cuento se conoció la decisión del Tribunal, hablé de una “amplia mayoría” de magistrados. Se supo después que los presumibles tres votos particulares no eran tres votos en contra, sino siete que podrían agruparse en votos particulares. Así que, donde decía “amplia mayoría” debía decir simplemente “mayoría”

 

Anuncios