En los 25 años transcurridos desde el asesinato de Olof Palme no se ha logrado encontrar al criminal pero 139 personas se han autoinculpado ante la Policía sueca. ¿Locos? ¿Ansiosos de fama a cualquier precio? ¿Arrepentidos de algo oscuro? ¿O de verdad se sentirán culpables?

Anuncios