Etiquetas

, ,

Sigo con Borges. Cuenta que en septiembre de 1980 estuvo con la viuda de Xul Solar, su extravagante amigo experto en astrología, religiones y ciencias ocultas, y que ésta, que había sido cuidadora de la casa, le contó que, poco antes de casarse, sentía el temor de descubrir que Xul no fuese perfecto, como ella había pensado desde tiempo atrás. ¿Qué habría hecho entonces? “Seguir a su lado”.

Anuncios